Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Mastitis (inflamación de la glándula mamaria)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Isabel Pescador (30 de Marzo de 2016)

© Jupiterimages/Stockbyte

La mastitis es la inflamación de la glándula mamaria. Hay múltiples causas que pueden provocar esta inflamación: puede aparecer durante la lactancia en forma de mastitis posparto (mastitis puerperal) o en cualquier otro momento como mastitis no puerperal. Si la inflamación aparece en un recién nacido, los médicos hablan de mastitis neonatal.

Una mastitis aguda puede exteriorizarse con síntomas parecidos a una gripe (fiebre, malestar general, dolor generalizado) junto con endurecimiento, enrojecimiento y sobrecalentamiento en una zona del pecho. Por lo general, solo se inflama uno de los pechos (mastitis unilateral).

Las mastitis pueden ser bacterianas o no. Si son mastitis bacterianas o infecciosas, el agente principal que las causa es el Staphylococcus aureus. En ocasiones, la producción masiva de la hormona prolactina (que estimula la producción de leche) o una alteración benigna del pecho (mastopatía) pueden ocasionar la inflamación de la glándula mamaria. También ciertos tumores o el cáncer de mama se pueden manifestar con mastitis.


Para establecer el diagnóstico de la mastitis suele bastar con la exploración clínica en el caso de madres lactantes. Para determinar si se trata de una mastitis infecciosa o no será necesario analizar una muestra de leche.

Si la mastitis se produce fuera de la lactancia, se pueden pedir otras pruebas como ecografía, mamografía o analíticas de sangre.

El tipo de mastitis más frecuente es el que se produce durante la lactancia y se denomina mastitis puerperal (mastitis posparto).

Las inflamaciones de la glándula mamaria fuera del periodo de lactancia son poco frecuentes y su evolución es a menudo crónica, es decir, la inflamación vuelve a recurrir una y otra vez.

La mastitis puede tener evoluciones muy diversas: aunque a veces la inflamación de la glándula mamaria se cura rápidamente, en otros casos es más difícil.


Publicidad