Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Lesiones en la cabeza

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Las lesiones en la cabeza se producen por un impacto fuerte en la cabeza que proviene del exterior, por ejemplo, por un choque, una colisión, un accidentes de tráfico o practicando deporte. Las consecuencias de este tipo de lesiones pueden ser leves o graves.

El cráneo y el cerebro pueden quedar dañados por las lesiones en la cabeza. Un daño en el cráneo puede ocurrir, por ejemplo, como consecuencia de las siguientes situaciones:

  • Contusión del cráneo
  • Fractura de cráneo. En estas lesiones se pueden fracturar las siguientes formaciones óseas:
    • El hueso nasal (fractura nasal)
    • La bóveda craneal (fractura craneal)
    • La base del cráneo (fractura de base del cráneo)
    • La región facial (fractura de cráneo facial)

Si en una lesión en el cráneo se ve afectado el cerebro, se lesiona el tejido cerebral o se perturba su capacidad para funcionar hablamos de una lesión cerebral traumática. En España, cada año se produce la lesión cerebral traumática leve en 200 de cada 100.000 personas y, aproximadamente, de 15 a 20 de cada 100.000 personas sufren una lesión cerebral traumática grave. Las lesiones cerebrales se dividen en los siguientes tipos:

  1. Conmoción cerebral. El tejido cerebral está poco o nada afectado.
  2. Contusión cerebral. El tejido del cerebro queda alterado localmente (llamado lesión en la corteza cerebral por una contusión).
  3. Compresión cerebral. Determinadas secciones del tejido cerebral quedan significativamente alteradas.

Una lesión en la cabeza puede manifestarse con síntomas aparatosos y aparentar gravedad cuando la lesión es leve. Esto se produce porque el cuero cabelludo está muy bien irrigado y las lesiones, incluso leves, de la cabeza pueden sangrar mucho. Por otro lado, las lesiones cerebrales potencialmente mortales son difíciles de comprobar, por lo que las lesiones graves de la cabeza pueden permanecer sin ser detectadas, y por tanto no se deben menospreciar las caídas o golpes en la cabeza.

Las lesiones en la cabeza con intervención del cerebro pueden causar disfunción cerebral (los llamados síntomas neurológicos), como dolor de cabeza, mareos, náuseas, falta de memoria y pérdida de conciencia. En caso de pérdida del conocimiento debido a una lesión en la cabeza hay riesgo mortal, por lo que es esencial iniciar rápidamente los primeros auxilios y el tratamiento en el hospital. Especialmente las primeras horas tras la lesión en la cabeza son fundamentales para el proceso de curación posterior, cuya duración, según la gravedad de la lesión, puede ser de varios meses o años.





Publicidad