Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Lesiones en la cabeza: fractura de cráneo

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Cuando la lesión en la cabeza incluye una fractura de cráneo, los síntomas dependen de la naturaleza de la fractura, pudiendo estar afectados los huesos nasales, el cráneo (calota), la base del cráneo o la región facial:

  • La fractura nasal de lesiones en la cabeza es causada por violencia directa, como por ejemplo una caída o un golpe en el hueso de la nariz. Se aprecia, poco después del accidente, externamente una inflamación grave. Dependiendo de la fuerza y la dirección del impacto la nariz queda torcida o la raíz nasal hundida. Suelen aparecer hemorragias debido a la nariz rota. Otros síntomas incluyen dolor intenso, dificultad extrema para respirar a través de la nariz y posiblemente sentido del olfato limitado.
  • La fractura de cráneo (fractura de calota) se produce por lesiones en la cabeza causadas por un traumatismo en la bóveda del cráneo (calota), por ejemplo, durante una caída o por un golpe en la cabeza. Externamente hay una herida local visible, y en fracturas graves los huesos del cráneo sobresalen. Después de la lesión en la cabeza se puede desarrollar una inflamación en el lugar de la lesión, que no siempre es visible por estar debajo del cabello. Dependiendo de la magnitud de este daño cerebral, además de la fractura de cráneo se producen síntomas como trastornos de la memoria (amnesia), pérdida de consciencia, hemiplejia o convulsiones.
  • Una fractura cráneofacial se presenta en lesiones en la cabeza por uso masivo de fuerza directamente a la cara, por ejemplo en accidente de coche o de bicicleta. Los síntomas visibles externamente son en su mayoría contusiones, abrasiones o laceraciones. Otros efectos son contusión (hematoma), hemorragia nasal, hemorragia en el oído y la garganta. Poco después de la lesión en la cabeza aparece una inflamación en la zona facial. Dependiendo de la magnitud de la fuerza causal, el daño se ve a veces a simple vista como una asimetría de la cara. Las molestias frecuentes son dolor en la zona facial del cráneo y la mandíbula. Sin embargo, la ausencia de asimetría y dolor no es prueba de que no haya fractura del cráneo o de los huesos faciales. En la exploración física se puede encontrar los siguientes síntomas:
    • Trastorno de la masticación o de la mandíbula (trastorno oclusal), trismo
    • Hemorragia a través del conducto auditivo en caso de fractura mandibular
    • Alteraciones claras en la alineación natural de la cara
    • Visión doble
    • Trastornos sensoriales (parestesias)
  • Una fractura de base del cráneo ocurre en lesiones por un impacto muy fuerte en la cabeza, por ejemplo, una caída por las escaleras o un accidente de motocicleta. Una fractura de cráneo pura sin lesiones asociadas es difícil de ver externamente si no están presentes los síntomas clásicos: poco después del accidente sale sangre o líquido cefalorraquídeo (LCR) de uno o ambos canales del oído o la nariz.




Publicidad