Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inflamación del útero (cervicitis, endometritis, miometritis): síntomas

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Los síntomas de una inflamación del útero se diferencian según la parte que esté inflamada: el cuello uterino (cervicitis), la mucosa del útero (endometritis) o la musculatura del útero (miometritis).

Cervicitis

De forma similar a la inflamación de la mucosa, los síntomas de la infección se limitan al cuello uterino (cervicitis), ocasionando a menudo un flujo abundante, caracterizado por ser un exceso de líquido blanco amarillento en parte purulento y sanguinolento, que suele tener un desagradable olor. Por lo demás, la inflamación de la matriz limitada al cuello uterino, no suele producir apenas síntomas.

Como una inflamación del útero es una consecuencia parcial de una infección vaginal, pueden aparecer otros síntomas, como dolor, escozor y prurito en la vagina.

Endometritis y miometritis

Una infección de la mucosa del útero (endometritis) o de la musculatura de la misma (miometritis), no produce síntomas característicos. Entre las molestias de la endometritis se cuentan los dolores del bajo vientre (hipogastrio) y los dolores por presión de la matriz. Como la mucosa de la matriz se modifica por la inflamación, pueden aparecer, además, otros síntomas de trastornos menstruales, como pueden ser una menstruación abundante o prolongada, e incluso hemorragias entre dos menstruaciones o metrorragias.

En una endometritis la infección puede, asimismo, extenderse a las trompas de Falopio y desarrollar una infección de las mismas, así como una inflamación de los ovarios ocasionando una anexitis, que se caracteriza por fuertes dolores en el bajo vientre, fiebre y una fuerte sensación de enfermedad.

La inflamación de la musculatura del útero (miometritis) suele ser la consecuencia de una acusada endometritis. Por eso, es poco frecuente fuera del puerperio.





Publicidad