Te encuentras en:

Página de inicio > Enfermedades > Hipoparatiroidismo (hipofunción de la glándula paratiroides)

Hipoparatiroidismo (hipofunción de la glándula paratiroides)

Hipoparatiroidismo (hipofunción de la glándula paratiroides)

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. María Gemma Tena

El hipoparatiroidismo es la hipofunción de la glándula paratiroides. La glándula paratiroides produce muy poca o ninguna cantidad de la hormona paratifoidea. El origen más común de esta hipofunción es una intervención quirúrgica de la glándula tiroides.

Es importante resaltar que la glándula tiroides se encuentra muy cerca de la glándula paratiroides. Por este motivo, el hipoparatiroidismo puede provocarse con tan solo una leve alteración de los vasos sanguíneos. Aunque sean menos frecuentes, otras causas pueden ser el sometimiento a una radiación de la garganta o la herencia genética de la ausencia (o hipofunción) de la glándula paratiroides.

La falta de la hormona paratiroidea, tan característica del hipoparatiroidismo, provoca un descenso del nivel de calcio (hipocalcemia) y, al mismo tiempo, un aumento del nivel de fosfato (hiperfosfatemia) en la sangre. A su vez, la falta de calcio es responsable de los síntomas típicos de la hipofunción de la glándula paratiroides espasmos (tetania), sobre todo en la musculatura. Dependiendo de qué músculo esté afectado, varían los síntomas, por ejemplo, la colocación de manos y pies (mano de comadrón, pie equinovaro), diarrea, mayor necesidad de orinar o disnea.

En el tratamiento del hipoparatiroidismo se recurre principalmente a la vitamina D y al calcio. Con un tratamiento a medida, el pronóstico de esta patología puede ser muy favorable. Suelen aparecer complicaciones, cuando el tratamiento no es el adecuado.

Página siguiente: Hipoparatiroidismo (hipofunción de la glándula paratiroides): Definición

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.