Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Hiperhidrosis: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (1 de Mayo de 2015)

Para hacer un diagnóstico de hiperhidrosis se deben observar los síntomas: la sospecha de la enfermedad se produce cuando la sudoración excesiva aparece en áreas de la piel tales como las axilas, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Si están presentes los siguientes criterios, no suelen ser necesarias investigaciones posteriores para llegar al diagnóstico de la hiperhidrosis:

  • excesiva sudoración en las áreas típicas
  • no se presentan otros síntomas
  • no existe ninguna enfermedad subyacente que explique la sudoración excesiva

Cuando existen evidencias de una enfermedad subyacente que puede suponer la causa de la hiperhidrosis, el médico debe hacer otras pruebas para alcanzar un diagnóstico concluyente, como por ejemplo, un electrocardiograma, un análisis de sangre o un examen radiológico.

Para determinar la cantidad exacta de sudor por minuto, el médico realizará una gravimetría, con la cual puede demostrar la absorción del sudor a través de papel de filtro absorbente. Con la prueba del almidón con yodo puede hacer que las áreas de la piel en las que se forma más sudor sean más visibles, a través de un procedimiento de tinción.


Publicidad