Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Hemangioma: definición

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Un hemangioma es un tumor benigno que se produce por el acúmulo y la proliferación de vasos sanguíneos en la piel o en un órgano. Esta lesión se desarrolla en el estrato celular, denominado endotelio, de todos los vasos sanguíneos, incluidos los más pequeños capilares).

En cualquier parte del cuerpo donde se encuentren vasos sanguíneos puede aparecer un hemangioma: en diferentes órganos internos (por ejemplo, hígado, riñones, cerebro, bazo o pulmones), y también en los huesos. A menudo aparece en los primeros días o las primeras semanas de vida. Normalmente, remite por sí mismo en los primeros cinco años de vida.

Hay dos tipos de hemangioma: capilar y cavernoso. Cuando surgen varios hemangiomas al mismo tiempo, se denomina hemangiomatosis.

Hemangioma capilar

Un hemangioma capilar se forma por el acúmulo de pequeños vasos sanguíneos con un pequeño diámetro interno. Esta lesión aparece, sobre todo, en la piel o en la mucosa. En torno a la mitad de este tipo de hemangiomas se manifiestan en la zona del cuello y la cabeza. De apariencia roja por el acúmulo de multitud de vasos sanguíneos, el diámetro de un hemangioma puede medir entre 0,2 y 2 centímetros.

Hemangioma cavernoso

Los hemangiomas cavernosos se refieren a aquellos que afectan a los vasos sanguíneos más profundos (dermis profunda e hipodermis). Normalmente adquieren un color entre azulado y violáceo y se encuentran, sobre todo, en la piel de la cara o en el tronco. El hemangioma cavernoso suele recibir el nombre de nevo en llama (naevus flammeus).

Hemangiomatosis

La hemangiomatosis se refiere a la presencia de varios hemangiomas a la vez.

Suele aparecer como consecuencia de una malformación embrionaria y está asociada a otras deformidades relacionadas con enfermedades sistémicas. A este tipo de enfermedades pertenecen las siguientes:

  • Síndrome Sturge-Weber: se identifica por hemangiomas en las meninges y en la cara, así como por mutaciones en los ojos.
  • Síndrome de Hippel-Lindau: en este caso, los hemangiomas aparecen en la retina y el cerebelo, así como mutaciones quísticas en órganos internos.
  • Síndrome Klippel-Trenaunay: los hemangiomas aparecen, sobre todo, en brazos o piernas. Las lesiones pueden llegar a ser muy grandes.

Incidencia

Un hemangioma es el tumor benigno más frecuente en bebés y niños. Uno de cada 10 niños lo padecen y el 22% de los bebés con un peso inferior a los 1.000 gramos en el momento del nacimiento suelen manifestar un hemangioma. En general, un 30% de todos los bebés lo tienen al nacer. El resto lo desarrollan en las primeras cuatro semanas de vida.





Publicidad