Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Gripe : Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2015)

Patógenos

La gripe (influenza) tiene como causa ciertos patógenos: los virus de la gripe de tipos A, B y C. En particular los virus de la gripe de tipo A y B pueden causar graves problemas respiratorios en los seres humanos. El virus de la gripe de tipo C provoca enfermedades poco frecuentes en adultos y leves en los niños.

Clasificación

Los virus de la gripe de tipo A y B son las causas más importantes de la gripe. Ambos agentes tienen marcas superficiales, que orientan su clasificación:

Los virus de la gripe de tipo A y virus de la gripe tipo B tienen las llamadas espigas de diversas proteínas (glicoproteínas, hemaglutinina y neuraminidasa), que se desarrollan de manera diferente y cuya combinación permite la clasificación. Hasta ahora se conocen 16 hemaglutininas diferentes (H) y nueve neuraminidasas (N). Mientras que hay una división de los virus de Influenza A en tipos y subtipos (como H1N1, H2N2, H3N2 y H5N1), en el virus de influenza B solo se distingue el tipo, sin división en subtipos. Por lo tanto, para la gripe española y la nueva gripe (llamada gripe porcina), el causante es el subtipo H1N1 de Influenza A, para la gripe asiática es el subtipo HENE y para la gripe de Hong Kong es el subtipo H3N2.

El virus de gripe tipo A sigue produce brotes graves de gripe (influenza). Las razones se encuentran en el hecho de que el patógeno tiene una característica genética muy variable: la llamada variabilidad genética, que permite que el virus de la gripe siga superando nuestro sistema inmunitario.

La variabilidad genética del virus de la gripe se basa en el hecho de que diversas proteínas, desarrolladas en la superficie del virus, forman nuevas combinaciones entre ellas (antigenic shift o variaciones mayores), y también pueden cambiar su estructura (antigenic drift o variaciones menores). Esto significa que cada año aparece una nueva variante del virus de gripe tipo A. Por tanto, es necesario elaborar cada año una nueva vacuna contra la gripe, porque los efectos anteriores no aportan inmunidad contra la nueva variedad del virus de la gripe.

Una pandemia es una incidencia grande de casos en un lugar y periodo de tiempo limitados. Las epidemias de gripe que tienen lugar con intervalos de dos a tres años tienen como causa variaciones menores en virus de tipo A, mientras que las variaciones mayores es la causa de las pandemias de gripe que suceden cada 10 a 20 años (una pandemia es una epidemia muy extendida). Los virus de la gripe de los tipos B y C se dan en casos más aislados de gripe.

La infección de la gripe (influenza) puede tener varias causas. Puede ser una transmisión del virus de la gripe, como la llamada infección por gotitas. En este caso, la infección se produce a través de estornudos, tos y al hablar. En otros casos pueden resultar del contacto directo con personas infectadas que contagian la gripe, como al darse la mano o besarse. Los virus colonizan las membranas mucosas del tracto respiratorio superior.

Periodo de incubación

En la gripe (influenza), el periodo de incubación, es decir, la duración desde la infección con el virus de la gripe hasta la aparición de los primeros síntomas de gripe, es desde un par de horas a tres días. Cualquiera que haya sido infectado con el virus es contagioso durante el periodo de incubación, incluso aunque todavía no haya síntomas de gripe. El contagio suele ocurrir de tres a cinco días después del brote del virus. Los niños pueden transmitir el virus de la gripe hasta siete días después del inicio de los síntomas.

Cada año en invierno


Publicidad