Te encuentras en:

Página de inicio > Enfermedades > Fractura de clavícula > Tratamiento

Fractura de clavícula: Tratamiento

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. María Gemma Tena

Una fractura de clavícula puede recibir un tratamiento conservador o ser tratado mediante una intervención quirúrgica. La elección del tratamiento la realiza el médico atendiendo a las causas y las pruebas diagnósticas de cada caso concreto.

Tratamiento conservador

En el 98% de los casos de fractura de clavícula se aplica el tratamiento conservador. Este tratamiento consiste en la aplicación de un vendaje en ocho para inmovilizar la clavícula fracturada durante un periodo comprendido entre las tres y las cuatro semanas. Este vendaje lo realiza el médico aplicando un vendaje alrededor de los dos hombros y fuertemente adherido a la espalda. Así, tira de los hombros hacia atrás. De esta manera, los huesos fracturados se colocan en su posición anatómica correcta y se sujetan. En la primera semana es recomendable reajustar y apretar el vendaje a diario. En combinación con este tratamiento ayuda la fisioterapia para recuperar la plena movilidad.

Cirugía

Si la fractura de clavícula también ha dañado los nervios y los vasos sanguíneos de debajo de la clavícula, existe la opción de realizar una cirugía de clavícula. Esta opción terapéutica también es válida si la lesión ha provocado que los elementos óseos resultantes de la fractura hayan sido fuertemente desplazados. La operación de fractura de clavícula es necesaria cuando la clavícula no se ha corregido tras un periodo de tratamiento conservador de más de cuatro o cinco semanas.

La operación de clavícula se lleva a cabo con anestesia general. En la intervención, el cirujano dirige el hueso a su ubicación original. Al mismo tiempo, cura los vasos sanguíneos dañados por la clavícula y fija los trozos del hueso en su ubicación correcta. Esto se lleva a cabo, bien por medio de placas de metal que el doctor atornilla al hueso (osteosíntesis) y que retira en un periodo que va de medio año a un año, o bien mediante un asa metálica que permanece en el hueso unas seis semanas.

Tras la operación de clavícula el paciente debe llevar durante tres o cuatro días un vendaje de Gilchrist. Este vendaje mantiene el brazo unido al cuerpo y esto es indispensable para inmovilizar la articulación del hombro.

En una fractura del tercio exterior de la clavícula suele aplicarse adicionalmente la llamada placa-gancho. Durante el tiempo que transcurra hasta que sea retirada de nuevo (unas ocho semanas), solo podrá moverse la articulación del hombro de forma limitada.

Página siguiente: Fractura de clavícula: Evolución

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.