Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Estreñimiento: Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (27 de Septiembre de 2016)

Los síntomas típicos del estreñimiento son unas heces duras y, en muchos casos, la incapacidad de realizar la evacuación, acompañado muchas veces de dolor.

Defecar menos de tres veces por semana es un indicio de estreñimiento. Además del estreñimiento, muchos afectados tienen también una sensación de evacuación incompleta constante. Otros tienen la sensación de que su recto está bloqueado y son, a menudo, incapaces de evacuar las heces. En casos extremos, deben ayudarse de los dedos para poder expulsarlas.

Determinados síntomas de estreñimiento como una menor frecuencia de las defecaciones no tienen por qué ser problemáticos. En muchos casos, una defecación no tan frecuente no supone ninguna molestia. No obstante, los afectados se inquietan al pensar que un mayor tiempo de permanencia de las heces en el cuerpo puedan dañarles e incluso intoxicarles. Pero esta preocupación no tiene fundamento. La precaución está justificada si el estreñimiento va acompañado de sangre en las heces, de una pérdida de peso rápida o de síntomas que pueden señalar a un íleo intestinal. Entre estos síntomas se encuentran las náuseas, los vómitos y los dolores de tipo cólico. Si se padecen este tipo de síntomas, es aconsejable consultarlos de inmediato con un médico.

Síntomas de alarma:

  • Estreñimiento de nueva aparición en un paciente mayor de 50 años.
  • Persistencia de los síntomas en la noche.
  • Cambio en el calibre de las heces. Estrechamiento del bolo fecal.
  • Síntomas obstructivos.
  • Historia familiar de cáncer de colon o enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Anemia ferropénica.
  • Pérdida de peso.
  • Sangrado rectal.
  • Test de sangre oculta en heces positivo.

 

Estreñimiento en niños

En caso de estreñimiento en niños hay que atender a otras consideraciones en cuanto a los síntomas. Si un niño lactante no efectúa ninguna evacuación durante tres a cuatro días, no tiene por qué suponer esto un estreñimiento. Por regla general en lactantes pueden ser normales tanto cinco deposiciones al día como una vez cada cinco días. En lactantes con lactancia materna suelen tener al menos dos deposiciones al día. Con alimentación complementaria, es más normal tener tres y un niño más mayor dos por semana. El cambio de alimentación a papillas provoca unas heces más sólidas con cambio de color y, generalmente, fuerte olor. Además la frecuencia de la defecación disminuye. Esto también es normal.

Los posibles síntomas de un estreñimiento en los niños son: heces muy infrecuentes (una vez a la semana) y, además, heces duras y secas.


Publicidad