Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Dolor de hombro: prevención

Autor: Redacción Onmeda (25. octubre 2014)

El entrenamiento muscular específico permite prevenir el dolor y el desgaste temprano del hombro. Para ello son adecuados, por ejemplo, los ejercicios de hombro que se pueden llevar a cabo periódicamente en el hogar. Si se practica entrenamiento con pesas, hay que asegurarse de contar con el asesoramiento de un entrenador cualificado y no excederse. El sobre esfuerzo no solo no ayuda, sino que provoca el hombro doloroso.

Todo aquel que desee prevenir el dolor de hombro (hombro doloroso) debe tener siempre en cuenta que una mala postura y la falta de ejercicio son los mayores enemigos de esta parte del cuerpo, debido, por un lado, a que provocan una colocación inadecuada de la articulación y, por otro, a que los músculos inactivos se atrofian con el tiempo. En dichos casos hasta los esfuerzos y movimientos más leves dañan cada una de las estructuras, lo que irrita y sobrecarga el hombro.

Las tareas sedentarias constituyen un problema, ya que derivan rápidamente en agarrotamientos y contracturas musculares. Por ello, es conveniente que realice descansos breves con regularidad para destensar la zona de los hombros y el cuello por medio de ejercicios de relajación. Si pasa muchas horas sentado, asegúrese de mantener una postura correcta. Con solo realizar pequeños paseos puede prevenir el agarrotamiento y distender los músculos.





Publicidad