Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Caspa

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (13 de Octubre de 2014)

© Jupiterimages/iStockphoto

La caspa es una de las patologías dermatológicas más comunes entre la población. A menudo solo se detecta si las escamas blancas o amarillentas que produce se encuentran en el cabello o en la ropa o cuando hay una picazón severa que provoca la tentación de rascarse constantemente el cuero cabelludo. Suele aparecer con más frecuencia en los cambios de estación.

Afecta en la misma medida a hombres y mujeres, sobre todo después de la adolescencia. De hecho, es infrecuente en niños. Puede ocasionar problemas psicológicos y sociales a la persona que la sufre por su apariencia antiestética.

La caspa (caspa = lat. Squama) son escamas formadas por células epiteliales muertas que se desprenden del cuero cabelludo debido a la respuesta de algunas personas al hongo saprofito Malassezia furfur. Este hongo habita en la piel y se alimenta de los aceites grasos que desprenden los folículos pilosos, pero en algunos individuos especialmente sensibles puede producir descamación del cuero cabelludo. La caspa no es contagiosa, puesto que ese hongo está presente también en la cabeza de las personas sin caspa en una proporción menor.

Según sea el aspecto de la descamación nos orienta respecto a la entidad responsable: cuando son pequeñas escamas alargadas, como motas de polvo, puede tratarse de una pitiriasis; si son grandes y plateadas puede ser un síntoma de psoriasis y si están adheridas al cuero cabelludo es un problema de caspa propiamente. Por otra parte, la caspa puede ser seca, normalmente de color blanquecina y de pequeño tamaño o grasa de color amarillenta.

Si a pesar de llevar una higiene adecuada del cabello el problema de la caspa persiste, es aconsejable consultar a un dermatólogo. Un especialista puede aclarar la causa de la caspa y establecer si es necesario pautar un tratamiento específico. En caso de que las escamas de caspa aparezcan de forma ocasional es muy eficaz el uso de champús específicos.


Publicidad