Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Caries

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Pedro Argudo (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Digital Vision

La caries es una de las enfermedades infecciosas más comunes del mundo industrializado. Casi todas las personas se han visto afectadas por ella al menos una vez en la vida.

En las fases iniciales del desarrollo evolutivo humano esta enfermedad apenas tenía importancia. Con la modificación del modo de alimentación, la tasa de incidencia de la caries ha venido aumentando constantemente.

La enfermedad es desencadenada por bacterias que se hallan en los dientes y que dañan el esmalte dental con sus productos metabólicos, ácidos. Si la caries avanza, también ataca la dentina y finalmente el nervio dental. En el peor de los casos, puede llegar a perderse la pieza dental.

La caries es una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad y que puede afectar a cualquier diente. También los dientes empastados, por ejemplo, pueden enfermar de nuevo en otra zona. Precisamente los bordes de empastes y coronas son muy propensos a sufrir de nuevo una caries en caso de higiene dental insuficiente.

Inicialmente, los indicios de caries son únicamente zonas claras o de color marrón claro, más adelante aparecen manchas oscuras a negras, se trata de defectos de los dientes que pueden llegar a ser dolorosos. Si se acude al dentista a tiempo, limpiara y obturara la pieza, y junto a la remineralización porterior del diente puede llegar a detener el proceso de la enfermedad. Si ya hay defectos dentales más profundos, solo servirá la eliminación de las zonas con caries usando una fresa.

Los huecos que quedan tras la eliminacion de la caries se rellenan con materiales plásticos (composites) o con amalgamas de plata, cada vez mas en deshuso. El dentista decidira la mejor opción para cada empaste.

Si bien las caries son bastante frecuentes, una profilaxis realizada correctamente puede evitar de forma eficaz esta enfermedad de los dientes. Para ello es necesaria tanto una higiene dental esmerada (limpiarse los dientes egularmente y uso de enjuagues bucales), fluoración de los dientes, visitas regulares al dentista y una alimentación sana para los dientes.

El famoso agujero en el diente


Publicidad