Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Cáncer de pulmón: Evolución

Autor: Laura Marcos Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (30 de Octubre de 2016)

Pronóstico

En el cáncer de pulmón la esperanza de vida es en general baja, aunque la supervivencia global está aumentando: según los datos de EUROCARE-4, un 10,7% de los pacientes que sufren un cáncer de pulmón sobreviven más de 5 años. aunque la evolución y el pronóstico dependen de diferentes factores. Estos pueden ser los siguientes:

  • El tipo de tumor
  • El estadio del tumor
  • La ubicación del tumor
  • El estado de salud general del paciente, su edad y su sexo (puesto que las mujeres tienen un mejor pronóstico).

En el cáncer de pulmón, la mayor esperanza de vida y posibilidad de supervivencia se dan en estadios tempranos. Sin embargo, la esperanza de vida desciende cuanto más avanzado está el cáncer.

En el cáncer de pulmón microcítico el pronóstico es desfavorable. En este tipo de cáncer las posibilidades de supervivencia son bajas y la esperanza de vida media oscila entre los tres y los cinco meses. Aun así, también hay posibilidades de recuperación. En cerca del 5% de los casos el tumor desaparece tras la quimioterapia y la radioterapia.

Seguimiento

Se suele hacer un seguimiento con regularidad para detectar a tiempo una posible recurrencia del cáncer de pulmón (recaída) y proceder al posible tratamiento con radioterapia o quimioterapia. Además de la exploración física y el análisis de sangre, el médico también realiza una radiografía de los pulmones. En algunos casos también pueden ser útiles para el seguimiento otras exploraciones como una broncoscopia, una ecografía o una tomografía computarizada.

Con el paso del tiempo, el riesgo de reaparición del cáncer de pulmón disminuye. Por ello, las revisiones son importantes en los dos primeros años tras la finalización del tratamiento. Después, es aconsejable hacerse revisiones una vez al año.

Rehabilitación

Muchos pacientes con cáncer de pulmón tienen la posibilidad de someterse a rehabilitación tras la operación. Sin embargo estas medidas sólo deben llevarse a cabo en hospitales especializados en cáncer. Los pacientes reciben ayuda para mejorar su capacidad física y psíquica. De esta manera mejora su calidad de vida y pueden volver al mundo laboral.


Publicidad