Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Cáncer de ovario

Autor: Redacción Onmeda (5 de Mayo de 2017)

© iStock

El cáncer de ovario es un tumor maligno de las glándulas sexuales femeninas, los ovarios. El cáncer de ovario aparece sobre todo en mujeres mayores y con frecuencia los síntomas no se manifiestan hasta que se halla en un estadio avanzado. El cáncer de ovario es el sexto más frecuente entre el sexo femenino, por detrás del cáncer de mama, los tumores colorrectales y el cáncer de cuello de útero.

Las causas del cáncer de ovario son, hasta ahora, desconocidas. No obstante, algunas modificaciones de la información genética (mutaciones) pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de ovario. Si tras el examen ginecológico existe la sospecha de cáncer de ovario, el médico determinará mediante una ecografía abdominal o transvaginal, una tomografía computarizada (TAC) y una resonancia magnética la extensión y la naturaleza del tumor. 

Entre los diferentes tipos de cáncer de ovario se distinguen los carcinomas serosos, los adenocarcinomas y los carcinomas mucinosos. Los tumores germinales son muy raros pero son los que aparecen en las mujeres más jóvenes y con una mejor respuesta al tratamiento. En países en desarrollo estos últimos tumores son mucho más comunes, en torno al 20% de los casos. 

Los síntomas suelen ser inespecíficos y se pueden confundir con problemas de estómago. Algunos de los síntomas de alarma que aparecen son aumento del diámetro abdominal y dolor en esta zona, problemas para comer o sensación de estar llena continuamente, ganas de orinar con frecuencia, estreñimiento, diarreas o náuseas sin razón aparente, dolor de espalda, cansancio, sangrado vaginal y cambios en el ciclo menstrual o cambios en el peso corporal importantes. 

El tratamiento del cáncer de ovario consiste, por lo general, en la extirpación quirúrgica del tumor y, posteriormente, en sesiones de quimioterapia. El pronóstico de la enfermedad depende, en gran medida, del estadio en que se ha detectado y tratado: en un estadio temprano existen buenas expectativas de una curación permanente.

En España, 3.300 mujeres cada año son diagnosticadas de cáncer de ovario. Esta tasa se mantiene estable aunque ha subido ligeramente en los últimos años, al igual que sucede en otros países del sur de Europa, si bien se considera una tasa alta. Afecta principalmente a mujeres de media edad, entre los 45 y los 75 años, aunque también se diagnostican un número significativo de mujeres a edades tempranas después de los 30 años. No hay ningún método eficaz para diagnosticar la enfermedad precozmente, por lo que la mayoría de los casos se descubren o dan síntomas en fases muy avanzadas.

Última revisión médica: Dra. Patricia Alva (23 de Septiembre de 2012)

Tumor de las glándulas sexuales femeninas


Publicidad