Enfermedades vasculares

Autor: Redacción OnmedaRevisión médica: Dra. Laura Osuna

Las causas de los calambres nocturnos en pies y pantorrillas pueden ser las siguientes enfermedades vasculares:

  • Varices: los calambres nocturnos en las pantorrillas pueden causar varices en las piernas. En ese caso, siente casi todo el tiempo las piernas cansadas y pesadas, , e incluso puede aparecer una sensación de tensión. Por las tardes se suelen hinchar los tobillos. Normalmente, si hace calor, las molestias aumentan por la tarde. También tras largos periodos sentado o de pie.
  • Trombosis: en casos excepcionales, los calambres en las piernas son un síntoma de trombosis de las venas profundas de la pelvis o de las piernas.
  • Trastornos circulatorios: otra de las causas de los calambres en las piernas, si el desencadenante es el frío, puede ser los trastornos circulatorios de las arterias, tales como la llamada pierna del fumador. El dolor que aparece cuando se ha caminado durante mucho tiempo y se ve obligado a parar es característico de este tipo de enfermedad arterial periférica oclusiva (EAPO).

Enfermedades nerviosas

Los calambres en las piernas pueden deberse también a enfermedades nerviosas (o enfermedades neurológicas): la polineuropatía es un trastorno de una gran cantidad de nervios, sobre todo en brazos y piernas, que deriva en molestias en las extremidades e incluso, según la forma, en la aparición de parálisis de la zona de las piernas. Normalmente, ambas piernas resultan afectadas. Además, pueden aparecer calambres en las pantorrillas. Las posibles causas de una polineuropatía y, por lo tanto, de los calambres asociados, son las siguientes:

Página siguiente: Calambres en las piernas: Causas – Medicamentos

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.