Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Bartolinitis: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Isabel Pescador (7 de Abril de 2016)

El tratamiento de la bartolinitis depende del grado de inflamación. En un estadio temprano de la enfermedad puede servir tomar baños de asiento con agua tibia cuatro veces al día. Estas medidas ayudan a reducir la inflamación y proporcionan alivio.

Si la inflamación está más desarrollada, es necesario un tratamiento con antibióticos específicos para el patógeno concreto. En caso de dolores agudos, ayudan los analgésicos. Si se ha formado un absceso, podrá intentarse un vaciado espontáneo, para lo cual la paciente deberá utilizar paños calientes y tomar baños de asiento. Si este tratamiento no fuera efectivo, el ginecólogo deberá abrir el absceso a través de una intervención quirúrgica.

Hay varios métodos para drenar el absceso de Bartolino: introducir un catéter (catéter de Word) en el absceso durante 15-30 días con el objeto de drenar el líquido y ayudar a que la glándula permanezca abierta. Este catéter permite llevar a cabo una vida normal, a excepción de las relaciones sexuales, que pueden resultar molestas. También se puede practicar una incisión quirúrgica para drenar por completo el absceso.

En mujeres con bartolinitis de repetición, puede recurrirse a la marsupialización, un procedimiento quirúrgico que consiste en realizar una abertura pequeña y definitiva en la zona para que esta drene constantemente.

Si el problema no se resolviese con la marsupialización, el último recurso es extirpar la glándula de Bartolino, bien de forma quirúrgica o mediante láser.

Si la causa de la bartolinitis ha sido una gonorrea, el tratamiento también deberá llevarlo a cabo la pareja del paciente, pues puede haberse contagiado al tratarse de una enfermedad de transmisión sexual.




Publicidad