Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Anorexia nerviosa: evolución

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Una anorexia nerviosa diagnosticada a tiempo y tratada correctamente tiene con frecuencia una evolución favorable a corto plazo: se logra aumentar el peso en entre el 40 y el 90 % de los casos. No obstante, actualmente no se dispone de suficientes datos sobre la efectividad de los tratamientos a largo plazo.

El pronóstico de la anorexia nerviosa depende también del peso del paciente: si tras un tratamiento con internamiento hospitalario el peso es de, al menos, el 90% del índice de masa corporal (IMC) considerado normal, los afectados cuentan con mayores probabilidades de éxito en el curso de la enfermedad que aquellos que tienen un peso inferior en el momento de ser dados de alta. Aproximadamente, el 10% de los pacientes con anorexia nerviosa fallecen a causa de la enfermedad.

Una vez normalizado el peso, muchos pacientes siguen teniendo una imagen distorsionada de su peso corporal y de su figura. En general las posibilidades de superar la enfermedad son mejores cuando esta aparece de forma temprana. Sin embargo, si el inicio se produce antes del undécimo año de vida, las perspectivas de curación son notablemente peores .





Publicidad