Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Angina de pecho, cardiopatía isquémica (CI)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Leticia del Olmo (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Digital Vision

El término “cardiopatía isquémica” (CI) o “cardiopatía coronaria” hace referencia a un trastorno circulatorio del músculo cardiaco derivado de la estenosis de las arterias coronarias. Cuando el miocardio no recibe un suministro suficiente de oxígeno, el paciente suele experimentar dolor pectoral (síndrome de angina de pecho). Este término procede del latín “angor pectoris” y significa “estrangulamiento en el pecho”.

Las molestias aparecen fundamentalmente cuando el corazón tiene una mayor demanda de oxígeno debido a esfuerzos físicos o mentales. En algunos casos de cardiopatía isquémica, el dolor es leve o incluso inexistente.

Los dolores característicos de la angina de pecho son, por lo general, de corta duración. Desaparecen en un plazo de pocos minutos mediante reposo o tras la administración de un nitrato. Si el dolor no mejora, puede ser indicativo de un ataque al corazón (o infarto agudo de miocardio).

La cardiopatía isquémica se debe generalmente a una arteriosclerosis de las arterias coronarias. Entre los factores de riesgo que pueden propiciar la aparición de una cardiopatía coronaria se encuentran los siguientes:

El médico reconoce la cardiopatía isquémica (CI) en base a las molestias típicas; el diagnóstico definitivo se establece por medio de un cateterismo cardiaco. El tratamiento de esta patología se centra, fundamentalmente, en eliminar los factores de riesgo. Además, existen diversos procedimientos para dilatar las arterias coronarias y medicamentos que palian el malestar. Durante una operación de bypass cardiaco, el cirujano puede llevar a cabo una revascularización de los vasos sanguíneos estrechados por medio de un injerto. Otra opción es dilatar la arteria obstruida y colocar una endoprótesis (stent) para que la arteria permanezca abierta.

Entre las posibles consecuencias de una cardiopatía isquémica se encuentran el ataque al corazón, la insuficiencia cardiaca, las arritmias y las muerte súbita cardiaca.


Publicidad