Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Alergia

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Isabel Pescador (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/iStockphoto

Ya sea alergia al polvo, al polen, al pelo de animales o a los alimentos, las alergias están cada vez más extendidas y afectan tanto a adultos como a niños. En una alergia, el sistema inmunitario reacciona de una forma exagerada ante determinadas sustancias (alérgenos).

Las sustancias a las que se puede reaccionar alérgicamente son tan variadas como los síntomas que pueden surgir. Las dolencias van desde rinitis alérgica, picor y ardor en los ojos, asma, reacciones cutáneas, hasta molestias gastrointestinales. Según el tipo de alergia la reacción se produce inmediatamente después de algunos minutos u horas, o incluso pasados unos días tras el contacto con el alérgeno. Las alergias se pueden clasificar en varios tipos atendiendo al alérgeno y al mecanismo que se desencadena en el cuerpo tras el contacto con el causante.

Para averiguar a qué es alérgica una persona se utilizan pruebas específicas. El tratamiento de las alergias comienza generalmente por evitar en lo posible el contacto con el alérgeno desencadenante (carencia alergénica). Si no es posible, hay medicamentos disponibles que ralentizan la aparición de una reacción alérgica, o suavizan o detienen la respuesta. La inmunoterapia es una forma especial de terapia, en la que el cuerpo aprende a tolerar poco a poco las dosis crecientes de un alérgeno.


Publicidad