Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Alergia: pseudoalergia

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Mientras que una alergia se forma después de tener el cuerpo en contacto con la sustancia alergénica al menos una vez, y generalmente varias veces, una pseudoalergia a menudo ya se puede crear al primer contacto. Por lo tanto, no hay sensibilización. La gravedad de la reacción pseudoalérgica a la sustancia depende de la dosis.

Las pseudoalergias pueden surgir en respuesta a muchos desencadenantes diferentes, por ejemplo, determinadas sustancias activas en medicamentos (por ejemplo, el ácido acetilsalicílico) o los alimentos. Las molestias alérgicas debidas a los alimentos se deben a sustancias vasodilatadoras en los alimentos (a menudo en el queso, el vino o los frutos secos).

Algunas sustancias de los alimentos pueden estimular a los mastocitos para efectuar una liberación no alérgica e inespecífica de histamina y, por consiguiente, provocar todo el espectro de una respuesta pseudoalérgica en forma de mucosidad, picor de ojos, ronchas (urticaria), asma u otras molestias. Los desencadenantes frecuentes de las pseudoalergias son, por ejemplo, las siguientes sustancias:

  • Medios de contraste para rayos X
  • Aditivos alimentarios
  • Alimentos como las fresas o el queso
  • Anestésicos locales




Publicidad