Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Acúfenos

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/AbleStock.com

El término acúfenos hace referencia en general a la percepción subjetiva continuada o recurrente de ruidos o sonidos que ninguna otra persona puede oír (acúfenos subjetivos).

No obstante, existen también sonidos reales en el oído, que el médico puede percibir mediante aparatos especiales (acúfeno objetivo). Estos tienen su origen en el propio cuerpo, cerca del oído interno, debido, por ejemplo, a alteraciones anatómicas o fisiológicas como, por ejemplo, un estrechamiento de los vasos sanguíneos.

La exposición prolongada a ruidos y el estrés elevan el riesgo de padecer un acúfeno subjetivo, si bien las razones por las que esto ocurre no se han especificado completamente. A la hora de efectuar el diagnóstico, es necesario descartar otras posibles patologías. Además, es necesario realizar una exploración minuciosa y pruebas de audición para realizar un diagnóstico certero.

El tratamiento de los acúfenos suele incluir la administración de fármacos antiinflamatorios y estimuladores de la circulación por vía intravenosa o en comprimidos. Las técnicas de relajación pueden ayudar a mitigar los síntomas del acúfeno. Las perspectivas de éxito del tratamiento son mejores cuanto más temprano es el inicio de esta. La terapia de reentrenamiento del acúfeno ha demostrado ser de ayuda para convivir con este trastorno a largo plazo.

Estrictamente hablando, los acúfenos no son una enfermedad, sino un síntoma que puede tener diversas causas.


Publicidad