Te encuentras en:

Página de inicio > Enciclopedia > Sexualidad > Anatomía masculina: órganos sexuales masculinos > Los órganos sexuales externos

Anatomía masculina: órganos sexuales masculinos

Los órganos sexuales externos

Autor: Redacción Onmeda

El pene y la bolsa escrotal son los órganos sexuales masculinos externos.

Representación esquemática de los órganos sexuales masculinos externos e internos.
Representación esquemática de los órganos sexuales masculinos externos e internos.

Pene

El pene es un órgano cilíndrico y se puede dividir exteriormente en el cuerpo del pene y el glande. En estado relajado, la piel del pene es muy elástica. En caso de hombres no circuncidados, el prepucio sobresale por encima del glande y lo rodea. En caso de excitación sexual, el glande sobresale del prepucio. El glande contiene muchas células nerviosas y, por este motivo, es muy sensible. En su parte inferior, el glande está unido al prepucio por medio de un delgado pliegue de tejido (frenillo). En el frenillo existen varias glándulas sebáceas. El sebo que producen se mezcla con células muertas de la piel y bacterias, así como con parte de restos de orina y esperma, de manera que se crea una sustancia blancuzca: el denominado esmegma. En caso de falta de higiene se acumula entre el prepucio y el glande, y puede desprender olor.

En el cuerpo del pene hay tres órganos eréctiles. Estos son los siguientes:

  • Dos que se encuentran juntos: los cuerpos cavernosos
  • El cuerpo esponjoso

El cuerpo esponjoso se sitúa en la parte inferior del pene y se extiende alrededor de la uretra. Los dos cuerpos cavernosos, por el contrario, se encuentran en la parte superior del pene y se extienden hasta el glande. Las tres columnas de tejido eréctil están rodeadas de una sólida funda protectora. Los cuerpos cavernosos contienen cavernas, que durante la erección se llenan de sangre. Estas cavernas limitan con “trabéculas” situadas unas sobre otras, y formadas por musculatura lisa, tejido conjuntivo y nervios.

Penis

Cuando el pene está flácido, las arterias se contraen y el flujo sanguíneo arterial se reduce al mínimo en el tejido eréctil. Si el hombre está excitado sexualmente, el tejido eréctil se puede llenar rápidamente de sangre por medio de grandes arterias, de manera que el pene se pone rígido (erección). La erección del pene se debe a que tanto los vasos sanguíneos como las paredes de las cavernas abandonan su estado muscular tenso (“relajado”). A consecuencia de ello, puede entrar más sangre en el pene o en el tejido eréctil. En el momento en que esto ocurre, se contrae la musculatura entre las cavernas: el pene se pone rígido. Para ello, las venas se “cierran” por la presión existente, lo que evita el reflujo de la sangre. Cuando la excitación remite, la sangre vuelve a fluir a través de las venas fuera del pene.

Las dimensiones del pene están sujetas a numerosas variaciones individuales. En estado de flacidez, el pene tiene una longitud media de entre 7 y 10 centímetros, y en erección de entre 13 y 18 centímetros; raras veces llega a los 22 centímetros. El cuerpo del pene tiene en estado erecto un diámetro medio de entre 3 y 4 centímetros y un volumen de entre 12 y 13 centímetros.

La medida en que un pene aumenta en longitud y volumen durante la erección depende de cada hombre. En algunos hombres, en estado relajado el pene ya es casi tan grande como durante la erección, es lo que se conoce coloquialmente como “pene de carne”. Por el contrario, en otros hombres el pene en estado relajado es más bien pequeño y solo en la erección consigue una longitud y volumen completos (se conoce como “pene de sangre”). La envergadura de la erección puede, además, variar un poco cada vez.

Enlaces patrocinadosPublicidad

Aviso legal:

© 2014 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.