Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Embarazo gemelar

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (4 de Julio de 2016)

© iStock

El embarazo gemelar es un fenómeno común en la especie humana, pero nunca ha sido tan frecuente como ahora. En España, los partos múltiples se han multiplicado desde la década de los 80, debido fundamentalmente a las técnicas de reproducción asistida, que han elevado la tasa de este tipo de nacimientos en más de un 200% desde esa fecha hasta ahora.

Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), en el año 2014 los partos múltiples supusieron en España el 2,29% del total, siendo 9.493 dobles, 117 triples y dos de cuádruples o más. La tasa media mundial está entre el 1 y el 1,5%. Comparando estos datos con los de otros países, España está a la cabeza de Europa, tan solo por detrás de Chipre, República Checa y Dinamarca. Aunque en la mayoría de los países, la tasa de embarazos múltiples ha bajado en los últimos años, en España sigue aumentando.

Tipos de embarazo gemelar

Un embarazo múltiple es aquel en el que se desarrolla más de un feto. Existen diferentes tipos. No todos los embarazos gemelares son iguales. El número de embriones del que proceden y el número de placentas y sacos amnióticos observados determina la clasificación del embarazo gemelar. 

Los gemelos dicigóticos, conocidos coloquialmente como mellizos, provienen de dos cigotos o embriones que se desarrollan de forma independiente con sus propias placentas. Este tipo de embarazo gemelar se produce tras la ovulación de dos óvulos en la mujer, que se fecundan por dos espermatozoides distintos al mismo tiempo. Son los más frecuentes en la fecundación in vitro, ya que se generan tras la transferencia al útero de la mujer de al menos 2 embriones. 

El embarazo gemelar de monocigóticos, o gemelos idénticos, se origina a partir de un único óvulo y un único espermatozoide, y por tanto comparten la misma carga genética. En estos casos el cigoto o embrión se divide en dos, y dependiendo del momento en el que esto suceda se originan distintos tipos de embarazo gemelar monocigótico. Cuanto más temprana sea la división embrionaria mayor facilidad tendrá cada uno de los embriones para desarrollarse y dividirse de manera independiente. 

Cuando la división sucede durante los primeros tres días de desarrollo, se obtienen gemelos monocigóticos dicoriónicos-diamnióticos, prácticamente indistinguibles de los dicigóticos (mellizos), generando dos placentas (coriones) y dos sacos amnióticos.

Si la división ocurre entre el día 4º al 8º de vida embrionaria, se obtendrán gemelos monocigóticos monocoriónicos-diamnióticos. Los gemelos crecen cada uno dentro de un saco amniótico, pero compartirán una placenta (o corion) en común. Este es el modelo más frecuente de gemelos monocigóticos.

Si esta división ocurre entre los días 8º y 12º de desarrollo embrionario, se obtendrán gemelos monocigóticos monocoriónicos-monoamnióticos, caracterizados por dos gemelos dentro de un mismo saco amniótico y compartiendo una placenta.

Si la división se lleva a cabo tardíamente, después del día 12, la masa celular interna no se separará completamente, generando gemelos siameses.

Publicidad