Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Anticoncepción de liberación controlada

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Inyecciones anticonceptivas (para tres meses)

Con las inyecciones anticonceptivas (para tres meses), se inyecta cada trimestre en la nalga o el muslo un preparado de gestágeno en altas dosis. Por lo general, las inyecciones de tres meses impiden la ovulación solo durante las primeras cuatro a ocho semanas. Sin embargo, su efecto anticonceptivo permanece, ya que la inyección frena la formación de mucosa vaginal, con lo que la mucosa del cuello uterino bloquea la entrada del esperma.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios que se pueden presentar son los siguientes:

También puede dar lugar a hemorragias irregulares y pérdidas de sangre mucosa constantes que suelen darse al principio en un 80% de las mujeres. Incluso después de doce meses, el 50% de todas las mujeres que siguen este tratamiento padecen estos efectos secundarios, lo que hace que muchas de ellas decidan interrumpir este método anticonceptivo. Generalmente, tras la quinta o sexta inyección se produce la ausencia de la menstruación (amenorrea). En especial resulta problemático el hecho de que una vez abandonado el método de las inyecciones el periodo tarde en volver a su ritmo normal.

La inyección de liberación controlada se recomienda especialmente para aquellas mujeres que ya no planeen tener más hijos y para aquellas que por diversos motivos no tomen de forma regular la píldora.

Seguridad

El índice de Pearl de las inyecciones de liberación controlada se sitúa entre el 0,3 y el 0,88. Por este motivo, el método está considerado como muy seguro.






Publicidad