Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Anillo vaginal

Autor: Redacción Onmeda (19. marzo 2012)

Uso

El anillo vaginal es de goma EVA (etilvinilacetato) para uso médico sin silicona ni látex. Este material hace el anillo vaginal blando y flexible, de manera que se puede aplastar entre el pulgar y el índice. El anillo vaginal tiene un diámetro externo de 54 milímetros y cuatro milímetros de grosor.

Introducción del anillo vaginal

El uso o colocación del anillo vaginal es muy simple. El anillo vaginal aplastado se introduce como un tampón en la vagina hasta que ya no se pueda notar. Tras su colocación, el anillo flexible se adapta de forma individual a la vagina de la mujer. La musculatura de la pelvis evita que el anillo pueda caerse. Por ello, no es tan importante donde se coloque el anillo en la vagina, pues la eficacia de este queda garantizada por las hormonas que se liberan. Las hormonas se liberan independientemente de la posición del anillo y se absorben a través de la pared vaginal.

Modo de introducir y extraer el anillo vaginal.

La primera vez que se utilice, el anillo vaginal se introducirá el primer día de la menstruación en la vagina. También se puede utilizar más tarde, entre el segundo y el quinto día después del inicio de la menstruación, la protección anticonceptiva también está garantizada en este caso. Si el anillo vaginal se coloca por primera vez después del quinto día, se deberá emplear un método anticonceptivo adicional durante los siguientes siete días (por ejemplo, el preservativo).

Si el anillo vaginal está correctamente colocado no se debe notar, al igual que un tampón, ya que en la parte interna de la vagina terminan muy pocos nervios. Si tras su introducción, el anillo continua notándose, puede ayudar deslizarlo un poco más hondo en la vagina. No puede pasar nada: anatómicamente no es posible introducirlo en el útero, ya que la apertura del útero a la vagina (orificio uterino) es sólo un punto. En casos muy raros los hombres notan el anillo vaginal durante las relaciones sexuales, aunque la mayoría no nota ninguna molestia.

El anillo vaginal no se puede perder y normalmente tampoco se puede caer. Si esto llegara a pasar, se puede lavar con agua templada (no caliente) y se debe volver a introducir dentro de las tres horas siguientes. Los tampones también se pueden utilizar junto con el anillo vaginal. Durante las relaciones sexuales, el anillo permanece en la vagina. Sin embargo, puede extraerse durante tres horas. Continuará siendo eficaz, siempre que a continuación se vuelva a colocar durante 24 horas de forma ininterrumpida.

Retirada del anillo vaginal

Tras las tres semanas, la mujer retira el anillo vaginal y siete días después coloca uno nuevo. Durante esta pausa se produce la menstruación, la protección anticonceptiva continúa. Para su retirada, el anillo vaginal se ha de buscar con el dedo índice y cogerse con la punta del dedo. De esta forma se puede retirar el anillo de la vagina.






Publicidad