Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Anatomía de la espalda

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (15 de Diciembre de 2015)

© Jupiterimages/Polka Dot Images

La espalda (denominada dorsum científicamente) designa la parte posterior del tronco superior, es decir, a la región que va desde el borde inferior de la nuca hasta el nacimiento de la espalda en el trasero. La espalda es por decirlo de forma sencilla la popa del cuerpo humano. La estructura más significativa de la espalda es la columna vertebral.

Hacia los lados la espalda se relaciona hacia delante con la pared torácica y en la parte inferior con la pared abdominal. La espalda se compone de huesos, articulaciones y ligamentos (la columna vertebral y las costillas) y de grandes músculos bajo la piel que se apoyan en los huesos y sujetan el cuerpo en posición vertical. Existe un grupo de músculos superficiales y otro grupo que discurre a un nivel más profundo. Los dos fascículos gruesos a derecha e izquierda de la columna vertebral se denominan musuculus erector spinae. Se marcan más o menos como “protuberancias” a los lados del surco central de la espalda. Los músculos antagonistas de los músculos de la espalda son los músculos abdominales y del cuello.

Como elemento central de la espalda la columna vertebral con sus vértebras, discos intervertebrales y ligamentos proporcionan la estabilidad al cuerpo humano. Al mismo tiempo, su estructura proporciona una gran movilidad. Las vértebras individuales protegen además a la médula del denominado canal espinal. Esto es especialmente importante porque la médula espinal se compone de fibras nerviosas muy sensibles a las lesiones.

La espalda es un elemento muy frecuente de frases hechas como “atacar por la espalda” o “dar la espalda a alguien”. Desde el punto de vista médico la espalda es un elemento de vital importancia: Frecuentemente es el punto de partida de dolores y molestias, por ejemplo, en el caso de lumbago agudo o en el caso de los dolores de espalda molestos y recurrentes.

Publicidad